PEÑAMELLERA BAJA, Buelles y Cerébanes; el palacio de Sanchez Caso.


En 1230 bajo el reinado de Fernando III se produjeron en Asturias cambios territoriales que supusieron la separación de Ribadedeva y las Peñamelleras y su integración en la provincia de Trasmiera ( Asturias de Santillana). En 1340 se concede, reinando Fernando XI, el Fuero de Peñamellera, después a finales del XV Peñamellera se subdivide en los valles Alto y Bajo que son el germen de como han llegado a nuestros dias. Hasta 1816 permanecieron las Peñamelleras adscritas a la comunidad de Cantabria como pertenencia a los Cinco Valles; Lamasón, Herrrerías, Peñarrubia y Val de San Vicente. En la década de los treinta del siglo XIX, con oposición de unos y júbilo de otros, las Peñamelleras retornan al Principado devolviendo este a Tresviso que se hallaba integrado en ella desde los años 20. La capital única se estableció en Abándames empezando entonces litigios con Alles por este motivo y desembocando en 1869 con la escisión en los actuales territorios con capital Alles, Peñamellera Alta y Panes Peñamellera Baja.

Buelles, al fondo Narganes

Peñamellera Baja cierran el Principado por el sur-oriente y si entramos dirección Cantabria-Panes la primera población que encontraremos es Buelles, puerta en este caso del concejo Astur de Peñamellera Baja que nos va servir de referencia para otros que podemos encontrar en esta comarca, Cerébanes, Abándames, Cimiano, Alevia, Siejo, Bores, Cuñaba, Robriguero...
Pues aquí en Buelles nos fijamos primero en la iglesia de San Andrés, la parroquial de Buelles y El Mazo (antiguamente incluía a Narganes), de piedra y mampostería vista, presenta una excelente portada próxima al barroco y un interior de gran interés con bóveda estrellada y arcos de medio punto entre capillas. La Casona (1912), edificio modernista al pie de la carretera con tres plantas destacando el cuerpo central entre columnas jónicas. Saliendo del pueblo en dirección Panes en el barrio El Cotero encontramos la Casa de Guerra, magnífico edificio del siglo XVII, corredor con precisa y preciosa talla y puertas con dinteles que portan blasones, armas de Guerra, Escandón y Mier (en el escudo que se encuentra entre ellas). Bajo el corredor dos arcos de medio punto con pilar central; cerca la capilla, con bóveda estrellada y al exterior verja tallada, escudos de Mier y la fecha de 1771. También existe una casa, arruinada, con armas de Mier.
Bueno, pues como decíamos, una interesante visita que nos sirve de aperitivo para continuar por otros lugares de este Concejo de Peñamellera Baja.

Detalle del corredor de la
Casona de Guerra y porta-
da de la iglesia de San An-
drés de Buelles.








✦✦✦✦✦✦✦✦✦✦✦✦✦✦✦✦✦✦✦✦✦✦✦✦

Cerébanes desde Robriguero

El lugar de Cerébanes pasaría como una aldea mas de Asturias y de este concejo de Peñamellera en particular sino fuera que entre su caserío se encuentra un edificio de singulares características que lleva en estado de ruina muchos años, se trata de el Palacio de D. Francisco Sánchez de Caso, un edificio de mediados del siglo XVIII (1733-1734, según la inscripción grabada sobre una de las puertas). El edificio, que fue incendiado durante las guerras carlistas y resiste el paso de los siglos gracias a su excelente construcción, es de planta rectangular, con dos pisos de altura en la fachada principal, que mira al valle, y sólo uno en la trasera, ya que se adapta al desnivel del terreno. Tiene dos cuerpos unidos, el principal al este, definido por cortafuegos, que acumula los elementos nobles, y otro más modesto al oeste; el primero es de piedra vista, y el segundo está, en parte, enfoscado y encalado. Aparte de su magnífico enclave, dominando un amplio panorama, destacan en el palacio las numerosas inscripciones que conserva, labradas en los dinteles de puertas y ventanas, tanto en el exterior como interiormente. Además de estas, aparecen varias fechas, señalando las etapas constructivas y el nombre del propietario. Se alternan en su construcción mampostería y sillarejo, con sillar en torno a los vanos, cornisa y esquinales. En lo alto del muro se descubre una hornacina avenerada con la imagen de la Virgen de Guadalupe, a quien don Francisco, que había hecho fortuna en México, dedicó una capilla en Cerébanes. Muy cerca la citada capilla de Nuestra Señora de Guadalupe, un templo fechado a mediados del siglo XVIII (1731-1732) de planta rectangular, con nave única y cabecera cuadrada ligeramente más estrecha. Cubre a tres vertientes apoyadas en cornisa pétrea escalonada y moldurada. La puerta de acceso presenta enmarque de plásticas y quebradas orejas barrocas situándose sobre el dintel una inscripción muy deteriorada. La portada está enmarcada por pilastras cajeadas que sostienen entablamento y frontón decorado con bolas sobre troncos de pirámides. El tímpano alberga una hornacina con el relieve de la Virgen de Guadalupe. El interior de la nave se cubre con bóveda de nervios; se conservan restos de pintura, contemporáneos a su construcción. Aunque sea de propiedad particular, el palacio se puede visitar pues está totalmente abierto y la capilla nos la enseña una vecina del pueblo.


Una de las inscripciones del palacio y la capilla de la Virgen de Guadalupe

Aces, Concejo de Candamo.


ACES















Entre 1858, que se publica el primero, y 1871, el definitivo, elabora Pascual Madoz el Diccionario Estadistico-Geográfico de España y que recoge 11.069 poblaciones de Asturias entre ellas Santiago de Aces, Candamo y refiere sobre la misma que pertenece al Acipréstazgo de Las Dorigas, al partido judicial de Pravia y al Ayuntamiento de Candamo; tiene clima sano, lo componen los barrios de Aces, Barredo, la Forna, Mortera, el Pueblo, el Reguero y el Suco. Su iglesia parroquial, Santiago y San Felipe, tiene los ornatos indispensables para el culto; hay una capilla particular, San Andrés; una fuente, la Tejera, con buena agua que abastece todo el año la población. Habla de su fértil vega a orillas del Nalón y cita la presencia de viñedo. Produce, maiz, trigo, escanda, patatas, manzanas, legumbres y frutas como, higos, peras, ciruelas, guindas y otras; se cria ganado vacuno, lanar y de cerda. Se cita también un molino harinero y un pisón para limpiar la escanda; población, 70 vecinos y 209 almas.
La historia nos dice que este lugar existia en el siglo XI (1006) una iglesia y una villa donada por la ex-reina Velasquita, que fue cónyugue de Bermudo II, a la iglesia de Oviedo... in ripam nilonis ecclesiam sancti iacobi de azes.
Sobre la toponímia de Aces Xoxé Lluis García Arias nos habla de su origen latino explicando: Nos encontramos ante un grupo de topónimos acabados en -ES que, en principio, podrían ser continuadores de un dativo o ablativo plural, de un acusativo femenino en -AS o de un genitivo de la tercera en -IS. Sin embargo muchos de los que citamos a continuación sospecho que han de enten derse como continuadores de un genitivo de la segunda, analógico en -IS, que aparece en antropónimos de las inscripciones latinas del NO de la Península; son ejemplos como: Ables (Lla) ABALUS, Abres (Ss)APER, Aces (Cd) ATIUS...
Ahora mismo Aces es uno de los pueblos que conforman junto con San Román, Fenolleda, Santoseso...lo que a veces se llama La despensa de Asturias refiriéndose a esta zona del Nalón y a su riqueza en productos hortícolas. Un pueblo bien cuidado, con buenas comunicaciones que mantiene parte de lo descrito por Madoz en su Diccionario, la iglesia se encuentra muy reformada y reconstruida después de la guerra civil. Su mayor aporte, aunque existe alguna casa de mérito, se da en el abundante número de hórreos y paneras, algunos con tallas en liños, puertas y colondres amén de otras construcciones singulares relacionadas con la actividad agrícola; también se conserva alguna casa con fornu.
Cierto que la fresa es la reina de la huerta en esta zona de Candamo. Pero la producción de otros frutos es muy apreciada, tales como las manzanas, peras, ciruelas, higos y uvas. De estas últimas se obtiene un vino que goza de reconocimiento en la zona. También hay que nombrar la producción de castañas, que cuenta con su propio festival llegado el mes de noviembre, en la parroquia de Aces.
Una visita que no debe de faltar si nos encontramos por esta zona del Bajo Nalón que tambien nos ofrece otras como la capital, Grullos y San Tirso, San Román, Sandiche... y la música en Pravia.


El Románico en Gijón, San Miguel de Dueñas, Castiello Bernueces.


San Miguel de Dueñas

Existen en el concejo de Gijón abundantes muestras del románico, desgraciadamente los edificios llegan adulterados y-o amputados en su fábrica original en la mayoría de los casos por varias causas entre las que destaca el problema de la guerra civil que tanto daño hizo a nuestro patrimonio religioso (y civil, claro), alterando o destruyendo sin remisión obras completas y detalles de muchos de estos edificios religiosos, dejando en toda Asturias y en este concejo en particular, (triste) huella.
San Juan de Cenero, San Andrés de Ceares, Santa Eulalia de Baldornón, San Vicente de Caldones, San Juan de Fano, San Félix de Porceyo, Santa María de Leorio, Santa María Magdalena de Ruedes, San Miguel de Serín...San Miguel de Dueñas, todas por algún u otro motivo han sido alteradas de su primitivo aspecto, nosotros elegimos esta última cuyo modelo del románico rural pensamos que es el fiel al origen, quitando o imaginándonos si el elemento anácronico de la espadaña, en este sentido si contemplamos la reconstrucción, en el cementerio de La Pedrera, de la antigua iglesia de de Leorio (sin ella), nos podemos dar una idea mas exacta del aspecto de una de aquellas iglesias del románico Astur.
San Miguel de Dueñas está situada en la Parroquia de San Pedro de Castiello Bernueces, ella misma fué anteriormente parroquial, en un lugar de gran belleza formando conjunto con una fuente-bebedero y una pequeña área de descanso. En sus tiempos de parroquia estuvo ligada a la casa de Llanos-Cifuentes.
La iglesia fue restaurada hace años, con acierto, liberándola de construcciones anexas y de la carga que ocultaba su ábside y nos impedía ver su ventana; también hay que decir que la puerta de acceso se perdió por lo que la que vemos no es la original (quizá si la imposta ajedrezada que la culmina). Durante la reconstrucción aparecieron enterramientos, práctica natural en las iglesias medievales. Se conserva un San Miguel con restos de policromía probablemente del siglo XIV, por cierto la iglesia la hemos visto datada tanto en los siglos XII como XIII.
Un agradable paseo nos permitirá contemplar este precioso edificio ejemplo, en este caso, del buen hacer en el terreno de la recuperación de nuestro patrimonio religioso.


Puerta de acceso y ventana del ábside

Los capiteles del arco de triunfo y a la derecha de este San Miguel, preparado para salir en procesión.

CARREÑO, Parroquia de Santa María de Logrezana.


Esta parroquia del Conceyu Carreño, con amplia y rica historia, tiene un poblamiento disperso estando compuesta de cerca de veinte barrios o lugares de donde nosotros vamos a destacar los de Posada, Castiello y Sebades.
Aqui nació en el siglo XVII el primer escritor en Llingua Asturiana que se conoce, Antonio Gonzalez Reguera; Antón de Marirreguera, fue párroco de Prendes luego de Albandi y arcipreste de Carreño desde 1656. También aquí nació Juan Carreño Miranda pintor de la corte de Carlos II el Hechizado.
La iglesia parroquial, documentada en la edad media como antiguo monasterio, se encuentra en el lugar de Posada y está muy reformada conservando de su antigua fábrica, siglo XII, la puerta de acceso y la ventana del primitivo ábside. Durante años el párroco don Manuel M. Gonzalez realizó un pórtico adelantado sobre la puerta de acceso en piedra arenisca labrando minuciosamente cada pieza con representaciones de todo tipo en un estilo que me atrevería a llamar románico barroquizante dado su abigarramiento, desde luego no se puede negar de que es una obra de mérito. Muy cerca de la iglesia se encuentra, en total abandono, la casa de Muñiz-Pola.
En el lugar de Sebades encontramos la casa de los Carreño, ahora totalmente reformada, con capilla exenta y panera, se trata de uno de los mas importantes edificios del concejo con elementos del siglo XIV, incluso tenía una torre destruida por causas naturales.
En Castiello nos encontramos con la casa de Busto Valdés, siglo XVII, con escudo y lema: Aunque non soy toda de oro, en lo adul está el tesoro. También se encuentra en abandono destacando delante de ella dos paneras decoradas con el estilo propio de este concejo y en mejor estado que la casa, cerca vemos los restos de un caleru.. En la parte baja se encuentran, ya casi invisibles, los restos de la capilla del Espiritu Santo (1737).
Hay que decir también que en Logrezana-Llogrezana existen magníficos ejemplares de hórreos y paneras con dibujos y tallas de gran mérito destacado, para mi gusto, una en el lugar de El Monte, muy cerca de las escuelas, edificio destacado que data de 1922. En la zona de La Barrera se encuentra catalogado un castro. Como siempre recomendar una visita a esta parroquia de Carreño que cuenta con suficientes méritos que lo justifican.















Acerca de esta capilla hay un movimiento vecinal pidiendo su recuperación para el patrimonio del concejo, mas información en ASTURIAS VERDE.
Asociación de vecinos, LOGREZANA EXISTE.