LLANERA, parroquia de Santa Cruz.

.
 La parroquia de Santa Cruz se encuentra en el extremo occidental del concejo Llanera y linda con los de Illas y Las Regueras. Comprende los lugares de Anduerga, Fanes, La Granda , Santa Cruz, Villayo y otros.
La iglesia se encuentra en Santa Cruz que está separada por muy poco de Anduerga, lugar de mayor connotación histórica. A lo largo del tiempo se denominó como Anduerga, Santa Cruz de Anduerga y actualmente, quizá para diferenciarla de otras parroquias de Asturias con el mismo nombre, Santa Cruz de Llanera.



La condesa Aldonza y su marido el conde Piniolo eran los personajes con mas poder en Llanera en el siglo XI; ofrecen al monasterio de San Vicente en 1048 la villa Anduerga y sabemos que ella se detenían, como lugar de paso, cuando iba a visitar las reliquias del Salvador. En esta temprana época ya se configura la administración parroquial del territorio de Llanera incluida la actual de Santa Cruz de Anduerga, citada también como Andoriga, Androga y Andorga. Ya antes en el archivo catedralicio se hace mención de una venta en Trobanum y Andorga. La etimología de Anduerga se explica como una posible posesión de Anduergus ( García Arias).Entre los siglos XIII-XV los documentos se refieren a Lanera, Valle de Lanera, alfoz de Lanera, tierra de Lanera y concello de Lanera; en el inventario parrroquial de final del XIV del obispo Gutierre, aparecen diez parroquias en Llanera, entre las que se encuentra la Santa Cruz de Anduerga.




En la documentación de la Catedral de Oviedo encontramos ya mencionada... Ecclesiam Sancte Crucis de Andorga .

El actual templo de Santa Cruz en del XVIII, reformado en el XIX, y pertenece al estilo popular barroco con espadaña y cabildo abierto a un lateral sostenido por columnas de hierro. Su única nave se divide en dos tramos por arco fajón y tiene bóveda de arista. El crucero está delimitado por cuatro arcos torales. Las fechas de 1880 y 1882 se encuentran grabadas encima de una puerta y en el exterior respectivamente.


En el MADOZ.

ANDUERGA (STA. Cruz De): felig. en la prov., dióc. y part. jud. de Oviedo (2 leg.), y ayunt. de Llanera: Sit. en el ángulo NO. del concejo: Clima templado y sano: comprende sobre 140 Casas : distribuidas en los los barrios de Anduerga, Bendon, Fanes de abajo, Fanes de arriba. La Granda, Las Cuevas, Sta. Cruz, Villayo y otros cas. La igl. parr., con la advocación de Sta. Cruz, se halla en el l. de este nombre: su curato es de ingreso y patronato real: hay dos ermitas de propiedad particular, cuyos dueños sostienen el culto: el TÉrm. confina por N. con el de Illas ; por E. con el de Arlós; por S. con el de Bonielles , y por Ó. con el de Reguera: el Terreno , en lo general quebrado , participa de monte con alguna arboleda , y en la parte cultivable hay alguna de buena calidad: los Caminos son malos, y el Correo lo recibe por la cap. del ayunt.; cuyo balijero lo recoge de Oviedo. Prod.: maíz, trigo y escanda, patatas, algún centeno, varias legumbres y frutas: cria ganado vacuno, caballar y mular, y de otras clases con especialidad de cerda: Pobl. : 145 vec., 508 almas.













En el patrimonio de la parroquia se conserva alguna casona como la de los Cañedo (1818) y la llamada Casa Fonso, que ya conoció mejores tiempos. Entre el etnográfico hay que destacar varios hórreos y paneras decorados con talla y pintura en el estilo "carreño" y algunos molinos, unos abandonados y otros, como el que vemos, restaurado al igual que la fuente-lavadero próxima a la iglesia parroquial.
En el lugar de Villayo se produjo hasta el siglo pasado un tipo de cerámica negra (pucheros, cazuelas, porrones...) del estilo a la de Faro, Oviedo, pero de menor calidad.













Muy cerca de Santa Cruz, en el lugar de Fanes, se encuentra la capilla de Nuestra Señora de los Afanes (siglo XVIII) con nave rectángular y cabecera cuadrada, destaca exteriormente su columnado pórtico. Gran romería el 8 de septiembre. Una copla se refiere a este lugar y al próximo de Villayo:

La virgen de Fanes quiere,
que la saquen de Villayo,

ya le duele la cabeza

de oír machacar barro.

BIMENES, Santa Gadía.

.

Desde Faya los Llobos, situándose en la campera del Espinadal, de S. a N., se domina todo el concejo de Bimenes, en toda su extensión de 29 y medio kilómetros cuadrados; con sus sierras de las alturas; la carretera, que como colosal serpiente se enrosca a la montaña y se pierde por el fondo del valle; y el río bullicioso, que casi oculto por la abundante vegetación, brilla a intervalos con fosforescencias de plata. 
El panorama es seductor.
A la derecha Peñamayor desenvolviéndose en suaves lomas cubiertas de praderío y labradío, que se extienden por San Emeterio y la Figar hasta el concejo de Nava. En la falda de la gran peña, la cañada de Melendreros, con sus recientes minas de hierro, y donde nace el pequeño río que con los arroyos de las alturas del Espinadal forma en Rozadas el río Prada que fertiliza el llanoELADIO GARCÍA JOVE; ASTURIAS  1900.
-----------------------------------
El concejo de Bimenes se encuentra documentado desde antiguo, hay donación hecha en julio de 1161 y recogida en el Monasterio de San Vicente, Didaco Petri dona a su esposa Geroila Fernandi heredad en territorio "Uimenes". En el siglo XIV la mayor parte de su territorio pasó a manos de Rodrigo Alvarez de las Asturias que a su vez testó a favor del Monasterio de San Vicente aunque, otras partes del concejo se hallaban bajo pertenencia al Monasterio de Santa María de la Vega y San Bartolomé de Nava. La administración del concejo residía en el lugar de Taballes. En 1583 los vecinos redimieron la parte de San Vicente, pasando a constituirse independientes en lo que en aquella época se llamaba Riera de Bimenes o San Julián de la Ribera. En esa época existian dos cotos señoriales; el de Taballes, cuyo mayor propietario era el marqués de la casa de Estrada y el de Melendreros, que pertenecía al conde de Nava. La unión de estos cotos, tras su abolición, constituye el actual municipio de Bimenes.

Vista hacia Peñamayor desde Cuestespines; Piñera, Viñay, Castañera, Melendreros.

Bimenes tiene como actual capital a Martimporra, que es en realidad un lugar de la parroquia de San Julián (su principal núcleo de población). El nombre de Martimporra trata de explicarse con un antiguo relato que nos habla de la lucha de Suero de Vimenes contra Martin Porra, hijo de Menem Porra. La victoria de Suero no excluyó que la actual capital tomara el nombre del perdedor. Otras explicaciones, mas científicas, nos las da García Arias para la etimología de Bimenes y su capital.
Destacamos que Bimenes es pionero en la aplicación de la normativa llinguistica ya que el 5 de Julio de 1997 el pleno municipal del Conceyu Bimenes declaró cooficial la Llingua Asturiana dentro de los límites de su territorio y en el ámbito de sus competencias.
La geografía de Bimenes, bastante accidentada, tiene en el cordal de Peñamayor su mayor hito, aunque practicamente y en dirección sur todo el concejo se halla separado de sus vecinos por cadenas montañosas de mayor o menor altura.

Santa Gadía desde Taballes, por encima, la peña l`Hombre

Nosotros vamos coger desde Rozaes la carretera hacia Peñamayor desviándonos enseguida a la derecha, dirección puente La Llera, para visitar uno de los pueblos de esta comarca, Santa Gadía.
Nada mas pasar el cruce que nos indica Viñay, llegamos al puente y aquí encontramos el indicador de la ruta que partiendo hacia la izquierda nos lleva a visitar varios molinos por un sendero siguiendo el río Prá. Este recorrido (perfectamente señalizado) tiene una variante que nos conduce ocasionalmente a la capilla de la Virgen de la Velía.
Uno de los atractivos de el concejo de Bimenes se encuentra en la variedad de rutas que podemos realizar, con poco esfuerzo, y que su ayuntamiento tiene potenciadas con la inclusión de paneles informativos sobre el recorrido y la dificultad del mismo.

Después de esta visita continuamos subiendo hacia Santa Gadía cuyo nombre está asociado a una antigua leyenda que nos habla de la seducción de Gallea-Gadea hizo al diablo Forniellos.
Santa Gadía pertenece a la parroquia de Santumedé y su caserío nada de particular tiene ya que la mayoria de los edificios se encuentran reformados o en estado de abandono. Algún hórreo y panera se ve pero desde luego no destacariamos el lugar por su valor etnográfico.
En lo que si descolla Santa Gadía es en su paisaje, dominando varios pueblos de esta zona de la falda de Peñamayor y alrededores; Taballes, Piñera, Rozaes, Viñay, Castañera... y desde aquí podemos emprender otra senda que nos llevaría hasta el "Xerrín la Biesca", por encima del pueblu y luego bajada hasta el ríu Prá (Molin de Emilio, que pertenece a la anteriormente citada Los Molinos) con final en Melendreros.
Después (o antes), dado que Bimenes es un concejo relativamente pequeño sería fácil visitar algunos de los edificios que conforman el patrimonio del "conceyu yerbatu", apelativo que reciben los naturales. El Palacio de Estrada (Martinporra), ahora dedicado a usos hoteleros; la torre de San Julián, la casa y capilla de los Careaga en Xenra; las iglesias de San Julián, Santa María de Suares o la capilla de Santa Bárbara en Piñera.

Arriba, Castañera; debajo, Taballes, Piñera, Rozaes y Viñay desde Santa Gadía.



BIMENALIA
AYUNTAMIENTO
CATÁLOGO URBANÍSTICO DE BIMENES-PDF
BOPA. INCLUSIÓN DE BIENES ARQUEOLÓGICOS DEL CONCEJO BIMENES-PDF 

ILLAS, pequeña miscelánea.


El diccionario de sinónimos nos dice sobre miscelánea: mezcla, conjunto, combinación, unión, revoltijo y alguno más, pues bien, este último, revoltijo, aceptaremos para dar una breve visión sobre este pequeño concejo con imágenes y datos (breves como el mismo) de su pasado y presente.
Y este revoltijo comienza con la descripción del concejo de Illas en la actualidad de el que podemos decir que está situado en la zona central, tiene una extensión de 25,51 kilómetros cuadrados y limita con los concejos de Castrillón, Corvera, Las Regueras, Llanera y Candamo. Sus principales núcleos de población son: La Peral, Callezuela capital del municipio, Sanzadornin, Viescas y La Piniella. Tiene una topografía muy accidentada con pocas tierras llanas, destaca sobre su paisaje el Pico Taborneda (Gorfolí), de 619 metros.

A la izquierda Caizuela; derecha, el palacio Bárcena y arriba Trexu.

Eclesiásticamente el concejo se divide en tres parroquias, San Julián en La Callezuela, San Jorge en La Peral y la tercera San Juan de Villa cuya parroquial esta en el de Corvera, aunque su área de influencia se extiende al territorio de Illas. Geográficamente llama la atención que Illas y Avilés, tan próximos y tan unidos (aunque siempre con una relación tirante dado el afán del segundo por controlar la administración de su pequeño vecino) no compartan frontera física debido acaso por esta distribución religiosa (que coloca a Corvera como frontera entre ambos).
Su capital Callezuela (La Caizuela) es denominación moderna ya que en los libros que consultamos este nombre no aparece hasta después de los años 30 (ignoramos cuando se produce su asentamiento como topónimo,
anteriormente las referencias a la capital nos hablan de San Julián de Illas o Illas a secas, aunque suponemos la existencia anterior de un lugar o zona denominado Callezuela, Callizuela , Caizuela).
En El porqué de los nombres de nuestros pueblos, sobre Illas y su capital nos dice García Arias: Illas, de ser posible como
sospechamos, la variante Iyas, podría admitir una explicación próxima a Ibias en cuanto a su origen hidronímico prerromano. La capital, La Caizuela, por el contrario, ha de entenderse, quizá, en relación con el asturiano caye o calle (de ahí que escriban “La Callezuela”) seguido de un sufijo diminutivo. La Gran Enciclopedia Asturiana (1970), se refiere a Callezuela...Lugar de la parroquia de Illas y capital del concejo, dista de Oviedo 37 kms, está situada a una altitud de 160 mts y cuenta con 170 habitantes. Tiene escuela y carretera. (brevedad no le falta).

Algunas fechas en la Historia del concejo de Illas

905
.- El rey Alfonso III hace merced a San Salvador de Oviedo, de la iglesia de San Julián de Illas, y de otras varias.

En el siglo XI documento donde los condes Piniolo y Aldonza hacen donación al monasterio de San Vicente de Oviedo de la villa de Viesca.
1117?.- Fueros y familias de Illas que pertenecian a la iglesia de Oviedo.
1151.- En remuneración de otras propiedades, el Obispo y el Cabildo Ovetense ceden la iglesia de San Julián de Illas con sus bienes, por una vida.
1309.- Se declara a los naturales de Illas con vecindad y dependencia del municipio de Avilés.
1343.- Fernando Alvarez hace donación de heredades en los lugares de Taborneda y Fresno.
Escritura de concordia otorgada entre los jueces y moradores de la villa de Avilés con los vecinos de la tierra de Illas. Se Convinieron estos, así fijos-dalgo como foreros, en ser alfoceros del concejo de Avilés, viviendo bajo un mismo fuero y prometiendo concurrir al llamamiento de la Justicia; y ambos pueblos concertaron ser una misma vecindad, siendo iguales en los pechos, fueros derechos y privilegios. 14 dias de Mayo, Era de 1386.
Carta de privilegio y sentencia del Rey D. Juan I, para que los vecinos de Illas estuvieran sujetos a la justicia de la Villa de Avilés. Era de 1416.
Concordia celebrada entre los vecinos de Illas y de Avilés sobre reconocimiento de jurisdición, nombramiento de alcaldes y exención de tributos a los de Illas. La confirmó el Rey D. Juan II, con ocasión de los pleitos promovidos por ambos vecindarios, Abril de 1416.

En 1826 y 1850 Sebastián Miñano y Pascual Madoz escriben sobre Illas en sus respectivas obras. Miñano dice sobre Illas: ILLAS, Jurisdicción de España, prov. de Asturias, concejo de Aviles; comprende las parroquias de San Julián de Illas, San Jorge de Laperal y San Juan de Villa.
Sobre San Julían escribe: San Julian De (Illas), Parroquia de España, provincia de Asturias, concejo de Avilés, capital de la jurisdicción de su nombre, arciprest. de Pravia de Aquende, arcedianato y obispado de Oviedo. Situado en un valle muy ameno, al pie de la sierra de la Peral, al S. O. de la villa de Avilés. Sus habitantes se ocupan en la agricultura, y cogen anualmente, escanda, trigo, centeno, cebada, maiz, habas blancas y negras, panizo, mijo, castañas, nabos, manzana, lino, yerba y ademas muchas cerezas, guindas, peras, limones, naranjas, y gran porción de patatas, y se mantienen todas las especies de ganado conocidas en el país. Los vecinos son industriosos y aplicados, y apenas se conocen los pobres.
(Aunque Illas se proclama ayuntamiento independiente en 1818, aquí se cita asociado a Avilés).

Madoz
sobre el concejo: ILLAS: ayunt. en la prov., aud. terr. y dióc. de Oviedo. Sit. al pie setentrional de la sierra denominada La Peral en una especie de vega, donde reinan con mas frecuencia loe vientos del O., N. y NE. El Clima es muy benigno y saludable, pues no se conocen otras enfermedades comunes que reumas y fluxiones. Comprende las feligresías de Illas, San Julián (que es la cap.) Peral ( San Jorge de la), y parte de la de San Juan de Villa, correspondiendo la otra mitad á los ayuntamientos de Aviles y Corvera.
Y sobre la capital: No tiene casa de ayunt., y este celebra sus sesiones eu un cuarto bastante reducido, formado en uno de los ángulos del atrio de la igl. parr., en el cual también existe la escuela de primeras letras frecuentada por niños de ambos sexos, cuyo maestro está dotado por los padres de los concurrentes: sin embargo, hay un proyecto para establecer una escuela formal con una asignación de 1,500 rs. anuales. También se halla en estado ruinoso un ant. palacio titulado de Barzana, propiedad de la casa de los Carbayedos de Aviles. La igl. parr. (San Julián) está servida por un cura de í.° ascenso y patronato de S. M Hay ademas una ermita dedicada á San Pedro apóstol junto al indicado palacio de Barzana; otra á San Antonio Abad en el barrio de Taborneda; otra á Ntra. Sra. del Carmen en el de Biescas, y otra en estado ruinoso á là Purisima Concepción en el de Trejo.

A pesar de ser independiente años antes en 1830 todavía el regidor electo de Illas tuvo que desplazarse hasta Avilés para recibir la vara de mando y en 1885 el concejo contaba con tres escuelas, dos de niños y otra de niñas.

1900.-En el ASTURIAS de Bellmunt y Canella apenas dos páginas dedicadas al concejo, habla de sus "ruidosos pleitos" con Avilés y publica una foto de la actual Caizuela nominándola como San Julián de Illas; refiriéndose a la casa de Barcena como linajuda y principal entroncada con la de Trejo, ya en ruinas.

En un libro sobre Asturias publicado en 1929 Acisclo Muñiz Vigo dice sobre el concejo:
Ayuntamiento de Illas, capital Illas, dedicado principalmente a la ganadería, y en donde se halla el palacio de la familia de los Lobos de las Alas, conocido por el nombre de Bárcena. Tiene los servicios públicos mas necesarios. Como pueblos citanse a San Jorge de la Peral, San Juan de Villa y San Julián de Illas.

En 1956, Juan Antonio Cabezas en su obra Asturias Biografia de una región, habla de Illas diciendo que hay muchas pomaradas, avellanos, nogales y cerezos; su economía esta basada en la agricultura y ganadería exportando muchos de sus productos al mercado de Avilés. En 1971 en otro libro con texto de Dolores Medio, pasa de puntillas sobre Illas y dice textualmente: ...tiene por capital una villa también minúscula, Callejuela...

Patrimonio

Entre sus edificios destacados, hay que mencionar la iglesia de San Julián, en Callezuela, cuyo aspecto actual es del siglo XVIII con planta de cruz latina y torre cuadrada (del XIX) a los pies, exterior con pórtico y contrafuertes, y dos sepulcros góticos en el interior. Muy próximo, en el barrio de El Bruzal, se alza el palacio de Bárcena, que consta de torre y capilla adosada, ambos con escudo nobiliario y otras dependencias de diferentes estilos y épocas, todo ello detrás de un muro de baja altura.















El gorfolí desde la Peral y placa informativa sobre la iglesia de San Jorge.

La Peral posee la iglesia de San Jorge, del XVIII, reconstruida tras la guerra civil, tiene un retablo traido desde San Nicolás de Bari (Avilés) y una aparente casa-cuartel de la Guardia Civil, del año 1945 (actualmente abandonada). Otras seis capillas de arquitectura popular son las del Espíritu Santo en Piniella, San Antonio Abad en Taborneda, San Bartolomé en Sanzadornín, Cristo del Socorro en Calavero, Santa Ana en Argañosa y en Viescas El Carmen o Santo Angel.
En el mismo Viescas destaca una casona de tipo indiano y por todo el concejo son muchos los hórreos y paneras que muestran decoración tallada y pintada amén de algunos molinos restaurados.
Debemos señalar la producción quesera en este concejo con dos productos destacados, el Gorfolí en Taborneda y sobre todo el producido en La Peral, ya centenario y varias veces galardonado.













En los lugares de Calavero, Revelgo, Picarón se encuentran buenos ejemplares de hórreo y panera. A la derecha vemos Pixil y Viescas.

CUDILLERO, San Martín de Luiña, brañes y vaqueiros.


De el concejo de Cudillero es mas conocida su zona litoral, gracias a los lugares emblemáticos de Oviñana, Ballota, playa del Silencio, Concha Artedo, San Pedro de Bocamar... y empezando por su capital; paradigma de pueblo de pescadores (en esencia) y ahora de turismo masivo tanto foráneo como local, caso que también podemos aplicar a su sosías del este, Lastres.
Es esta Villa Pixueta uno de los lugares tópicos en el catálogo turistico de Asturies; quien no visitó este lugar o el mencionado Lastres, Covadonga, Los Lagos, Luarca, Llanes...volviendo a Cudillero su fachada marítima se complementa hacia el sur con una zona montañosa, modesta en altura (como mucho 800 mts); sierras del Pumar (frontera con Salas) y la de Los Baos (frontera con Valdés) y es esta zona a la que nos vamos a referir, a su paisaje y la relación con un grupo humano, ahora ya meramente testimonial, Los Vaqueiros de Alzada, cuya población fue numerosa en Cudillero considerándose etnográficamente incluido en la Comarca Vaqueira.
San Martín de Luiña agrupa bajo su parroquia el mayor número de brañas; Bordinga, Brañaseca, Busfrío, Gallinero, Llendepín...alguna mas en Novellana y Ballota. Desde aproximadamente el San Miguel de mayo al de septiembre arrancaban hacia estas brañas o pastos de montaña los vaqueiros hasta que el mal tiempo los retornaba a las mas templadas tierras de la marina.
Grupo humano discriminado en su dia, "raza maldita" se llegó a decir de ellos, fueron separados en iglesias y cementerios de los demás aldeanos; "xaldos", los de los valles interiores y "marnuetos" los habitantes de la marina. Históricamente se culpa a estos dos últimos grupos citados de la marginación de los primeros, pero la iglesia contribuyó activamente a ello permitiendo los acotamientos en los templos ya que no veía con buenos ojos (esto no cambia) las costumbres, supersticiones y ritos de los vaqueiros.
La hostilidad de los aldeanos y su sentimiento de superioridad hacia los vaqueiros queda reflejado en todo tipo de hechos, como negarles bebida en las tabernas en vasos de cristal, reservados sólo para los aldeanos, en las romerías tenían que hacer aparte sus bailes y canciones; los dichos sobre ellos, como estos ripios, llegaban a ser de lo mas ofensivo:

Los vaqueiros van pal puertu
chevan la chabazá en cuerpu
ya las tripas nun caldeiru;
¡arriba puercu vaqueiru!
Allá van las cochinas
de la montera;
más quisiera ser vaca
que no vaquera

Antigua imagen de la iglesia de San Martín de Luiña.

La iglesia de San Martín (de Tours) de Luiña, situada en el lugar de Escalada, está construida ocupando el espacio de otro templo anterior y es obra del siglo XVIII. Es un edificio de gran porte, con pórticos laterales abiertos en arcos de medio punto y torre de sección cuadrada con volúmenes decrecientes, el último reestructurado en 1964. En su portada principal se lee la fecha de 1726, también a izquierda y derecha se abren otras dos, todas con decoración variada. Consta de tres naves en el interior y sus retablos, de mérito, son obra de Gabriel Antonio Fernández Suárez, Tonín, realizados a fines del XVIII. El central dedicado al patrón San Martín de Tours; derecha, Virgen de la Soledad e izquierda Virgen del Rosario. Orfebrería variada; incensario, custodia y copón barrrocos y cáliz rococó. Naturalmente destacan, grabadas en losas de piedra, las inscripciones que delimitaban los lugares que debian ocupar los vaqueiros y que costituyen una prueba de la discriminación que la iglesia fomentó durante siglos.


San Martín de Luiña, delimitación de los vaqueiros en el suelo de la iglesia.

Escalada

Enseguida, cogiendo la carretera que lleva a Brieves (Valdés), un desvío a la izquierda nos conduce a las brañas de Gallinero, La Puerca, Folguerúa...nosotros seguimos y unos 500 mts mas adelante cogemos la desviación que nos lleva a Cipiello, Brañaseca, Busfrío y Llendepeña. Una carretera aceptable nos hace subir rapidamente hasta el primero de estos lugares.

Subiendo hacia Cipiello

Seguimos subiendo y subiendo por esta Sierra de los Vientos acercándonos a Brañaseca sin perder ya de vista los generadores eólicos que se desparraman por todas estas cumbres poniendo un contrapunto que nos hace pensar: ... que dirian los primitivos moradores vaqueiros, viviendo de una manera tan primaria, al ver tamaña modernidad?. Los de ahora recorren estos lugares con sus todoterreno japoneses (o coreanos) dando zapatu, tienen prisa, el tiempu no yos llega ...algo que a los antiguos sobraba.

Brañaseca, al fondo Escalada.

Paisaje en Brañaseca, vista hacia la sierra El Pumar.

Después de pasar Brañaseca la carretera se bifurca en dirección Llendepeña o hacia Los Baos (ya entrando al concejo Valdés) y bajando hacia Gallinero de Salas, perdiendo de vista los omnipresentes generadores. Damos ahora vista a brañas y valles interiores, mas verdes, en contraste con los que ofrecen su cara al mar, cuyos pastos aparecen en este mes de abril castigados y con poca herba; una muyer que trajinaba pere-yi en una huerta ya nos lo dijo...esti inviernu fue muy duru, rapaz!.
La vista desde la cumbre es fantástica, desde la Concha Artedo hasta Oviñana, la marina del concejo nos ofrece su fotogenia, lástima que la borrina que se extiende por franja costera nos impida captar las imágenes que desearíamos (lo cual nos obliga, con mucho gusto, a volver), pero como digo siempre una semeya, por mucha calidad que tenga, nunca dará fe ni será sustituta de lo que nosotros podemos ver y sobre todo sentir ante estos inarbarcables, para la cámara digo, paisajes.


La costa desde la Sierra de los Vientos.

Los Baos
Contemplando las abandonadas construcciones que la naturaleza vuelve a abrazar y lentamente (re)asimila o mejor dicho, y utilizando una moderna palabra, "biodegrada", recuperándolas para si misma; mientras nosotros admiramos este paisaje que los vaqueiros también disfrutaron en su dia (sin admiración ninguna, para ellos, pura necesidad), podemos dar por buenas estas líneas:
Los vaqueiros de alzada de Asturias constituyen un grupo humano asturiano de profundas raíces y costumbres ancestrales cuyos orígenes aun son motivo de estudios. Los vaqueiros de alzada han sido y son los verdaderos guardianes del paraíso natural que es hoy Asturias. Su actividad ganadera y los amplios pastos por los que han transitado durante siglos en la trashumancia contribuyen a conservar intacta una naturaleza que hoy es el mayor patrimonio de Asturias.

Efectivamente los vaqueiros siguen siendo motivo de estudio y publicaciones. Jovellanos ya escribió sobre ellos: Ello es que hay hartos puntos en que su modo de vivir y sus usos no se conforman con los del restante pueblo de Asturias; pero las señales que los distinguen no bastan para atribuirles remoto ni diferente origen. Veamos, pues, de dónde dimanan, y porqué, teniendo una misma derivación, tienen tan diferentes costumbres. (Carta novena a Don Antonio Ponz).

Los vaqueiros vanse, vanse,
las vaqueiras tchoran, tchoran,
!ay¡ probe de mi cuitada,
con quien voy a durmir agora:
!eeei¡

En cualquier librería o biblioteca pública de Asturies podemos encontrar bibliografía referida a este grupo humano que cuenta con su propio museo en Naraval, Tineo. También anualmente celebra su fiesta, declarada de interés en Aristébano, Valdés, no exenta de alguna polémica debido a cierta falta de autenticidad. Si nos ceñimos a Internet, son numerosas las entradas donde podemos ver articulos y páginas dedicadas a ellos, valgan estas como ejemplo:

http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=744
http://www.galeon.com/vaqalztin/aficiones1004637.html
http://www.revistaiberica.com/con_nombre_propio/vaqueiros.htm

ONÍS, el concejo, Bobia Bajo.

.
El concejo de Onís, pequeño en comparación con sus limítrofes; la provincia de León, Llanes, Cabrales y su muchas veces "citófago" Cangas posee en su territorio, estrecho y alargado de norte a sur, suficientes valores tanto naturales como etnográficos para ser tenido en cuenta y diferenciado de tan ilustres vecinos. A cualquier natural de esta zona le encanta recordar que "Cangues ye de Onís y no al contrariu".
El padre Carvallo en el XVII se refirió a Onis como "Tierra Provechosa", J. M. Escandón escribe refiriendose a su significado, "Piedra Preciosa".

Sobre referencias documentales acerca del concejo encontramos en el Libro de los Testamentos de la Catedral ovetense nos dice que en el año 857 el rey Ordoño I y su mujer, Mumadonna, donaron a la Iglesia de Oviedo y al obispo Serrano el monasterio de Santa Olalla de Onís y una extensa viña. En 1115 todavía el territorio esta incorporado al de Cangas; en 1231 se hace ya mención a Onís con entidad propia, después se repite en 1367, cuando participa en la hermandad de concejos que apoyan a Pedro I frente a Enrique de Trastámara. En 1385 el inventario del Obispo Gutierre se refiere a la única parroquia del concejo... Santa Olalla de Onís, Húsala a presentar el prestamero de la Iglesia de Oviedo... Hay otra referencia a Onís como entidad individual en 1504, presentándose como tal a la Junta General del Principado y formando parte del partido de Llanes en la elección de diputados.
En las Ordenanzas Municipales del siglo XVI (1573), conocemos que Onís, ya con plena autonomía, se regía por dos jueces nobles y por los regidores de cuartos en que se organizaba el territorio (Avín, Benia de Onís, Villar y Bobia). El Catastro del Marqués de la Ensenada, 1752, da cuenta ya de las tres iglesias que ahora conforman su división parroquial, Santa Eulalia, Demués y la Robellada.


Sebastián de Miñano en su Diccionario geográfico-estadistico de España v Portugal, 1826-1829 escribe textualmente sobre Benia y Onís: VENIA, V. R. de España, provincia de Asturias, obisp. de Oviedo, cab. del concejo de Onis , con A. O., 8o vecinos , y el resto hasta 420 y 2,099 hab. , repartidos en los 11 lugares del concejo, que son: Abia, Talavero, Sirviella, Villar, Castro, Pedroso (de que se compone la parr. matriz llamada Santa Eulalia de Onis) Rebelleda, que es hijuela de la misma, bajo la dirección de un solo párroco, Bobia de abajo, Bobia de arriba, Demues y Gamonedo. Estos 4 componen una sola parr. Está sit. á orillas del Aguesal y el Ayones, en un valle ameno, con fértiles vegas y abund. pastos á a leg. de Candas, 5 de Llanes, 6 de Infiesto y 13 de Oviedo. Sus habitantes emigran en la mayor parte á Madrid, abandonando un terr. que no prod, ni con mucho lo que debiera , atendida su feracidad en les art. de escanda, maiz, habas, judias, manzana, castaña, y algo de nueces. Hay en su terr. minerales de cobre, aunque no se benefician. Ademas de las 2 ferias que en ella se celebran por mayo y octubre, tiene mercados semanales, y en los meses de noviembre y diciembre, bien provisto de ganado vacuno, lanar, cabrío y de cerda.
El 1 de enero de1858 el Boletin Oficial del Estado publica la propuesta de unión de los concejos de Cangas y Onís a causa del déficit presupuestario. Este anuncio movilizó a los vecinos del concejo votando en contra y declarándose dispuestos a satisfacer con sus haciendas la deuda municipal conservando así su autonomía. Hacia 191o Onís alcanza su pico de población con 2241 habitantes. En 1994, en tierras de Onís, los pastores de los Picos de Europa reciben el galardón de Pueblo Ejemplar.
La etimologia de Onís y Benia nos la explica así García Arias; Onís creo que procede de un adjetivo ONNENSEM formado sobre una de las palabras empleadas en una lengua prerromana, ampliamente difundida, para referirse al río, ONNA; en este sentido Onís podría traducirse por ‘(la tierra) del río’. Este río es el responsable del nombre que lleva el que riega Onís y Cangues, esto es el Güeña. La capital Benia es posible que deba entenderse desde VADINIA ciudad cabecera de los vadinienses, un pueblo prerromano del que hay testimonios en el oriente de Asturias y norte de León.

Benia y al fondo Talaveru, vista desde Castru.

Benia es la capital de este concejo donde se encuentra la parroquial de Santa Eulalia que consta en una donación a la Iglesia de Oviedo en el siglo IX. Su fábrica actual es esencialmente gótica, con torre campanario a los pies, una buena portada lateral con cuatro arquivoltas y bóvedas interiores de crucería. En el pueblo, igual que en otros del concejo (Avín, Talavero, Villar...) existen magníficas y antiguas casonas de los siglos XVII-XVIII. También la capilla de San Roque, con retablo barroco. Gran importancia tienen las ferias de ganado, actividad principal en esta zona (junto con la turística, ya), destacando la de San Isidro, la de Octubre y la de Navidad...y claro los certámenes dedicados al quesu, principalmente Gamonéu.


Subiendo hacia Bobia podemos contemplar esta panorámica de Villar y Sirviella.

Después de esta breve semblanza histórica del concejo de Onís nos trasladamos hasta uno de los lugares que conforman la parroquia de Nuestra Señora del Buen Suceso, situada en un alto entre La Bobia Riba y Demués. Iglesia con reformas, posiblemente del siglo XVIII. Su parte mas antigua es su cabecera, con contrafuertes y ventana adintelada, dentro existe un arcosolio (enterramiento).









Bobia Baju y Nuestra Señora del Buen-Suceso,
su parroquial.

Subimos, girando a la derecha, a la entrada de Benia y enseguida cogemos altura contemplando a nuestra izquierda la iglesia de Santa Eulalia, por el invierno, cuando los árboles nos dejan; mas arriba la carretera abre ante nosotros el paisaje y contemplamos Villar y Sirviella, con su torre destacada en el centro y al fondo la sierra prelitoral, a la izquierda atisbamos Grazanes y Beceña.
Enseguida coronamos y despues de pasar un pequeño llano, con la Bobia Riba a la derecha, Bobia Baju nos recibe; lo primero, al pie mismo de la carretera, la fuente-llavaderu. Tanto Garcia Arias como Julio Concepción estan de acuerdo que para la mayoría de los casos, explicando la etimología de Bobia-Bovia, convendría un derivado del latin Bovem (buey), aplicado al ganado bovino en general. El Topónimo supone la forma Bobia-s (tierras adecuadas para bueyes).
Bobia Baju ye un llugar relativamente pequeño, bueno pequeño en realidad, pero entre su apretujau caserío se encuentran algunos de los edificios que conforman el patrimonio del concejo de Onís, la casa La Cueñe, la Casa Pinta y la capilla de Los Remedios. La Gran Enciclopedia Asturiana refiriéndose a Bobia de Abajo...por sus términos pasa el río de Bobia, abundante en cangrejos, que se sume en el lugar de Linde Bobia y reaparece en la Cueva del Agua con el nombre de Ordenao.
La Cueñe es prototipo de otras muchas del concejo, corredor tallado entre dos cuerpos con inscripciones en dinteles de puerta y ventana, recordando que la casa la la hizo Juan Antonio Pellico, año 1778. La casa Pinta sigue un esquema similar, su nombre se debe a la decoración pictórica que recubre (en parte) su fachada. También aquí en un dintel nos recuerdan que la casa la hizo Juan Antonio Teresa en 1824.

En el centro del caserío encontramos la capilla de Los Remedios, cabildo cubierto a los pies, cierre con murete y reja barrotera. Llama la atención su acceso, de medio punto y el trabajo de las hojas de su puerta de madera: mascarones, rostros humanos, anagramas y motivos vegetales. Una sola nave con arco triunfal de medio punto y al exterior saeteras aveneradas. Su estilo es barroco.
En el pueblo encontramos también algunos hórreos y paneras con corredor y cierres de esquirpia, también vimos alguna talla, principalmente respiraderos.
Los pueblos de Demués, Bobia Riba y Bajo celebran el 5 de agosto la concurrida romería de la Virgen de la Nieves.
























Bobia Riba y Demués, los otros pueblos de la parroquia del Buen Suceso de Bobia

Si continuamos subiendo la visita se ampliará a la Bobia Riba, después pasaremos delante de la iglesia parroquial y llegamos a Demués, donde se puede visitar la capilla de San Francisco y los restos de un palacio, todo ello sin perder de vista el paisaje. Bajamos después hasta el ríu Tabardin, allí pequeñas cascadas y restos de antiguos molinos junto con viejos y retorcidos castaños, que nos recuerdan la importancia de este fruto antaño como alimento primario. Vemos enfrente el barriu de Remis y mas arriba el Gamonéu de Onís; a la izquierda la capilla de Santa Marina.
Podemos dar la vuelta, pero lo mejor sería visitar estos Gamonéos, de Onís y Cangues, para que la excursión fuera completa. Luego bajaremos hacia el Tabardín de nuevo, ya en dirección Mestas de Con y pasando antes por Llanu Con, mientras contemplamos la otra cara del paisaje que acabamos de recorrer.

El ríu Tabardín

Sobre el Quesu Gamonéu.
Enlaces de fotos: Panoramio.