SALAS; Santa Eulalia, San Esteban, San Justo y San Antolín de Las Dorigas.


La comarca de las Dorigas se extiende desde el rio Narcea hasta la sierra
Sollera, Cabruñana y el Fresno con límites en los concejos de Pravia, Candamo,
Pravia y Belmonte. Fue una zona de relativa importancia en la Edad Media según los documentos de esta época donde aparece citada como Dorigam, Dorica, Doriga...
La villa de Doriga aparece mencionada en la dotación fundacional del Monasterio
de Santo Adriano de Tuñón en el 891

La portada del Palacio de Doriga a principios del XX

Descienden por linea recta,
de la noble casa antigua
De Salas los de Doriga,
Y ansí traen las armas de esta,
Sin que se les contradiga

(Tirso de Avilés)

DORIGA : 1. en la prov. de Oviedo, ayunt. de Salas y felig. de Sta. Eulalia de Dorigas (V.): Sit. à la der. del r. Narcea en un pequeño valle, que es continuación de la encanada que desde el Fresno baja formada por las montañas denominadas Corneza y Meredal, hasta la ribera de dicho r. Hay en este pueblo un ant. palacio perteneciente á la casa de Heredia o vizconde del Cerro. El Terreno es calizo y poco fértil. Pasa por este 1. el Camino que desde Oviedo conduce á Galicia, el cual desde el Fresno sigue por la referida encañada, siendo pendiente, desigual y pantanoso. Prod.: maiz, escanda, patatas, habas y otros frutos. Pobl.: 16 vec., 67 alm. MADOZ 1850.

Según la G:E:A existieron en esta comarca varios templos desaparecidos; San Juan de Palentes, Santa María de Boennis o Benes, San Pedro de Prado, San Juan y San Jacobo de Pelones...
Consta que, en el Libro Gótico de la Catedral de Oviedo, Flámula Ximenez hace donación de la Villa Doriga a la iglesia ovetense. Doriga, donde también existió un monasterio, fue donada a la iglesia de Oviedo en 1086 y una parte que pertenecía al Monasterio de Cornellana también fue donada en 1128. En documentos de 1325 el territorio de Salas aparece dividido administrativamente en una estructura de quartos, que en realidad son tres; quarto de la pobla (Salas de Nonnaia), quarto de la Trabiesas y el quarto de las Dorigas. San Esteban, San Justo (con su hijuela o filial San Antolín o Antonino) y Santa Eulalia de la Doriga que es el núcleo capital, digamoslo así, de este histórico territorio del Concejo Salense. A finales del XVIII y principios de XIX formaba un Arciprestazgo englobando parroquias de Candamo y Pravia. Sobre la toponimia de Doriga.

En la parroquia de Santa Eulalia se encuentra el templo homónimo, con planta de cruz latina y torre campanario, del siglo XII conserva una puerta con arco de medio punto e impostas de dientes de sierra. Una lápida empotrada a su lado da fe de su consagración en 1121 por el obispo Pelayo...Y LO CONSAGRÓ EL OBISPO PELAYO EN LAS XIII KALENDAS DE LA ERA MILESIMA CLVIIII.
Al interior retablo con calvario y diversas sepulturas que guardan restos de miembros de la familia Doriga.
Cerca de la iglesia , el palacio de Doriga, torre del siglo XIV con cuatro pisos y muros que alcanzan los dos metros de espesor, después durante los siglos XV-XVI se añadió el resto de la construcción que ahora se puede contemplar. La entrada también es monumental, arco de medio punto entre cuerpos semicirculares; arriba escudos de García de Doriga, Queipo de Llano, Tineo y Quirós y una velada ya inscripción...ESTA PUERTA LA ABRIO Y MANDO FACER DOÑA GUIOMAR QUEIPO DE LLANO, VIUDA QUE FINCO DE GARCIA DE DORIGA, Y ESTAS SON SUS ARMAS, LAS DE MANO DERECHA LAS DE SU MARIDO

Santa Eulalia de la Doriga

⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜
⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜

San Esteban de la Doriga.













San Esteban comprende los lugares de Bulse, Eiros, Reconco, La Rodriga, Villar y Castiello donde fue encontrada una estela dedicada la hija de Talavo. En 1266 se cita en la Colección Diplomática del Monasterio de San Pelayo como Santo Estevano de las Dorigas. Su iglesia parroquial, reformada en el XVIII, conserva restos románicos como el arco de triunfo, de dos vueltas y columnas con capiteles decorados (pantocrántor) y canecillos labrados en el exterior. En 1409 Diego Alvarez, de Cornellana, dona finca a dicho Monasterio en iglesia de Santo Estébano de la Doriga. Cerca, en las estribaciones de la Sierra Sollera, se encuentra la ermita de Santa Tecla , patrona de los animales y abogada de los tullidos. Sus orígenes son inciertos, se sabe que antes hubo aquí un edificio bajo la advocación de San Miguel, reconstruida en 1753.


Eiros y la capilla de Santa Tecla

⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜
⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜

San Justo de la Doriga.

( San Justo De Las DORIGAS ), Parroquia de España, provincia de Asturias, concejo de Salas, obispado de Oviedo, 37 vecinos, 75 habitantes. Consta de la hijuela S. Antolin, cuyos vecindarios se verán en sus artículos. Es patria de don Sancho Doriga y Valdes , canónigo de Toledo, que escribió la historia de los servicios y antiguo linage de los condes de Asturias, Contr. K¡7 rs. 8 mrs. SEBASTIAN MIÑANO 1826.



San Justo antiguamente recibía el nombre de San Justo de Bodo (referencia a una famosa fuente próxima). Engloba los lugares de Cotariello y el propio de San Justo, es una zona con importantes vistas sobre el Narcea y fértil vega junto al río.
La actual iglesia está edificada sobre una antigua capilla, la Santa Cruz, con afamada romería en el pasado. En el barrio de Prado existió otro templo dedicado a San Pedro. Celebra fiesta en Agosto dedicada al Santísimo Sacramento.














San Justo y su filial San Antolín.
San Antolín es filial de San Justo, llamada también San Antonino y San Antonio, en el Libro Registro de Corias se lee: uilla Sancto Antonino de Doriga quda ante uocauabur Sacto Emedero...San Antonino de Doriga antes Santo Medero. Comprende los lugares de Barrudo, La Rebollada y San Antolín.


⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜⁜

Ahora mismo la zona de Santa Eulalia de la Doriga está afectada por las obras de la autovía de Grado a la Espina y como ocurre actualmente con algunos lugares de Asturias (Huerna, Llanes, Ribadedeva...) y otros anteriormente, la construcción de vias de comunicación (ferrocarril, carretera) va a dejar una huella en el entorno que modificará (a peor) el paisaje y la fisonomía de pueblos y comarcas enteras (incluso su desaparición). Una verdadera pena en algunos casos, pero que es un mal necesario para conseguir una estructura viaría que siempre redundará en beneficio de todos; como siempre queremos que las obras sean una realidad, pero lejos de nosotros.

PILOÑA, San Lázaro de Vallobal y su Malatería.


Las malaterías duraron en Asturias unos quinientos años, del siglo XIII al XVIII, siglo en que fueron incautadas a beneficio del Real Hospicio de Oviedo, donde se conserva la mayor parte de la documentación de las malaterías de Asturias. El auge debió corresponder con el siglo XVII, en que había treinta leproserías. Los enfermos, si podían, debían pagar con dinero u otros bienes si deseaban ingresar en la malatería. Cita Tolivar Faes, en Cabruñana «dos ducados o la renta perpétua de escanda». En Cañamal, «medio día de bueyes de heredad, libre de cargas», haciendo más referencias para las malaterías de Ferradal, Vallobal, Colmillera, Salas...
-------------------------------------------------------------
Vallobal desde el cementerio de Borines

Vallobal
es una pequeña aldea y parroquia del concejo de Piloña que ocupa poco mas de un km cuadrado estando muy pròxima a la de Borines y Miyares con la que en realidad comparte unidad eclesiástica (su independencia terminó a finales del XIX con una reestructuración del arciprestazgo). A efectos civiles sin embargo y por decisión del Ayuntamiento de Piloña en 1986 se convierte de nuevo en parroquia. Este pequeño lugar debe su importancia a la Malatería u Hospital de leprosos de San Lázaro que durante cinco siglos acogió a los enfermos de esta peste a los que la sociedad de otras épocas rechazaba y recluía en estos edificios.

La iglesia parroquial de San Lázaro de Vallobal es, entre las que pertenecieron a leproserías una de las pocas que conservan la advocación a dicho santo, pues en la mayoria de los casos dicha advocación ha sido transferida a la Magdalena. En 1850 Madoz se refiere a ella como Santa María de Balloval. Hay copiosa documentación de esta malatería, desde "mandas testamentarias" (en el XVI, Pedro de Antayo testa a su favor dos fanegas de escanda y trigo, una vaca y una cántara de vino. En 1599 Juan de Cutre dona entre Lloraza y Vallobal diez hanegas de pan y dos tocinos) hasta unas "constituciones" que para su mejor gobierno dictó Felipe V en 1740. En los ciento catorce años que va desde 1661 hasta 1775 ingresaron en el referido hospital unos sesenta enfermos. El número de enfermos era escaso, en La Paranza solía haber de seis a doce, en Cabruñana un promedio de tres; en Vallobal, cinco, en Villafria, siete. El ingreso se hacia mediante certificado médico y también en virtud de despacho del ordinario eclesiástico. Era excepcional que en esta malatería tuviesen los enfermos que salir a mendigar; esto solo ocurría cuando los malatos eran tantos que las rentas no alcanzaban para su manutención, en cuyo caso, como tampoco era suficiente "la casa que thienen destinada para su habitación, se recogen en las casas de los vecinos, quienes les socorren con lo que tienen, castañas, nueces y otras cosas, leña y abellanas, solo para que no perezcan"; con lo que la caridad quedaba muy por encima de la higiene. La malatería estuvo regida y administrada por la familia de La Villa Estrada hasta el año 1739 cuando la Real Audiencia designa para tal cargo al párroco de Ques. En el CATASTRO DEL MARQUÉS DE LA ENSENADA-1756 leemos: malatería para recoger cuatro pobres malatos naturales del pais, su administrador es D. Sebastián Posada y Castello, cura de la parroquia de Santa Eulalia de Ques, que debe de dar anualmente 5 fanegas de pan de escanda en grano a cada malato, 5 al cura de San Lázaro, 5 al recaudador de rentas y 8 para si mismo; si hay sobrante se aplica al culto y decencia de la citada iglesia de San Lázaro de Vallobal. En 1843 se sacan a subasta sus bienes. El último enfermo de esta malatería no fue dado de alta hasta 1776 y como en 1267 ya había aquí leprosos "Leprosis de Vallobal I modium de segundo", San Lázaro de Vallobal acredita mas de quinientos años de actividad.

MADOZ-1850

BALLOVAL (sta. MARIA DE:): felig. en la prov. y dióc. de Oviedo (7 leg.,
part. jud. de Inflesto (1 1/4), y ayunt. de Piloña (1 1/1) : Sit. en una hondonada
cubierta por el NO. y S. de sierras y collados; su clima frio y bastante sano : se
compone de la ald. de Balloval y cas. de Nace-el-agua y Raposo : hay una fuente
inmediata á la pobl. con buena y abundante agua. La igl. parr. (Nlra. Señora),
está servida por un curato de ingreso de patronato real y ecl. : su escaso TERM.
confina por N. cnn el monte de Suebe , por E. con las felig. de Miyares y San
Roman ; y por S. y O. con ,San Martin de Borines, interpuesto un riach. que corre
de E. a O., y sobre el cual se encuentran 2 puentes insignificantes: el Terreno es
de mediana calidad , y carece de monte, pues no pertenecen á su térm. los que
hemos indicado que le rodean. Cruza por Balloval el Camino que de Onis sigue
á Oviedo , con el cual enlazan los que se dirigen a las felig. circunvecinas, y todos
ellos en mal estado; el Correo se recibe por los interesados en la cap. del part.;
Prod.: maíz , patatas, avellanas, castañas, manzanas, lino, alubias y poco trigo:
cria ganado vacuno, lanar y de cerda, y se pescan algunas truchas; Ind.; la agrícola
y elaboración de sidra ; carece de molinos harineros, y se sirve de los de Borines ;
PoBl. : 38 vec., 192 alm. ; Contr. con su ayuntamiento (V.).














En nuestra reciente visita a Vallobal encontramos una aldea descuidada, en comparación con sus vecinos de Borines y Miyares, algunas casas arregladas (pero vacias) y las demás en estado de abandono. Hórreos y paneras poco cuidados (y en algunos casos maltratados), sobre todo uno con elementos decorativos de talla y policromía, el lavaderu amenazando ruina...algo decepcionante para un lugar que ocupa un sitio en la historia de nuestro pasado.

GIJÓN, Santa Olaya de Baldornón.


En primer término Quintana, al fondo Santolaya

Santolaya de Valdornón comprende según la última revisión de la toponímia de Xixón los lugares y caseríos de Quintana, Tarna , La Mata, Salientes, Brañanueva, Riosecu, La Boroñá, El Caleru, La Campa, El Caxigal, Los Corros, La Cortina, El Gachero, El Gañón, Gorgoyo, Los Llagos, El Llaviáu, Migule, El Molín, La Parea, La Podá, Ramadiella, El Tiroco y Treboria. Es la parroquia mas alejada de Gijón, dirección sur, y un lugar que todavía conserva el paisaje y el sabor del campo astur. Su iglesia, de origen románico; su texu, hórreos, paneras, molinos, caleros, casas solariegas (Quintana) y los restos del fallido ferrocarril a Lieres; caja, puentes y una canción para el recuerdo (Hay una linea trazada) nos hacen decir que este lugar cercano a otros, no menos importantes del concejo Xixón (Caldones, Fano) sea el mas autentico exponente de un pasado rural que retrocede de año en año.


Según Isidoro Cortina Frade, el término Valdornón procede de la evolución de su vocablo mas antiguamente conocido, Val-de-Ranón, siguiendo el mismo esquema que Valdediós.
Documentos de 1494 describen esta zona como "Valderranón".

El primer documento donde se cita a Valdornón es el testamento de Ordoño II, como donación a la iglesia del Salvador de Oviedo. Su fecha es del 8 de agosto del 921, aunque se trate de una falsificación, dicho testamento contiene datos auténticos y allí leemos:
...et ecclesiam cuni illa magna serena, usque in villa careses et sancti iohannis de monneo et sancti petri de collata, et sanctae eulaliae de ranone...refiriéndose a los actuales Careses, Muñó, La Collá y Santolaya Valdornón. Santa Eulalia tiene gran advocación en Asturias ya desde la época medieval conservándose numerosas iglesias bajo su patronazgo.
La iglesia tardó años en ser reconstruida desde su destrucción en 1936, se hizo entre 1956-58 bajo el proyecto de Miguel y Javier García-Lomas cuyo monto en aquellos dias ascendió a la cantidad de 381.954, 09 pesetas y fué ejecutado por el mismo pueblo en regimén de "sextaferia" dada la precariedad de los medios de la época.

Santolaya Valdornón desde Fano

Santa Eulalia no responde en absoluto a su origen, aunque lo mas probable es que la reconstrucción haya respetado su planta original románica; nave única con armazón de madera y cabecera cuadrada. De su antigua fábrica apenas se conserva más que los capiteles del arco apuntado del ábside, tallados con motivos variados: volutas con palmeta y una cabeza monstruosa los del lado izquierdo, y hojas de palma y una figura humana muy deteriorada la derecha. Todo apunta hacia un momento avanzado de la arquitectura románica en Asturias (final del siglo XII o principios del XIII). En la pared exterior del testero está empotrada una pequeña cabeza humana de procedencia discutida pero sin ser unos expertos todo parece indicar que se trata de un canecillo reaprovechado. Se celebran la fiestas de Santa Eulalia en diciembre y El Rosario en septiembre.



Valdornón nevao